jueves, 14 de abril de 2016

El (incalculable) valor calculable de las bibliotecas



Después de un año de trabajo, ya son públicos los resultados del Estudio de Impacto Socioeconómico de las Bibliotecas en la Comunidad Foral de Navarra.  La pretensión de este estudio fue enfocar el conjunto de bibliotecas y de servicios bibliotecarios de Navarra (bibliotecas públicas, universitarias y especializadas) para dilucidar el valor que tienen las bibliotecas para la sociedad navarra. Quienes conocemos estos espacios sabemos que hacen posible la intensa vida cultural, social e intelectual propia de las sociedades con futuro. Pero, ¿cómo demostrar el valor de las bibliotecas?, ¿cómo concretar su impacto socioeconómico?, ¿cómo cuantificar lo aparentemente incalculable?

Las instituciones contemporáneas deben participar en procesos de autorreflexión, evaluación y análisis para desarrollar con mayor eficacia los objetivos que dan sentido a dichas instituciones. Así, este estudio ha instalado en las bibliotecas una serie de espejos (desde el estadístico hasta el que refleja la opinión de los ciudadanos) que ha permitido obtener una imagen realista del sistema bibliotecario navarro, con datos que hablan del positivo impacto socioeconómico de las bibliotecas en su entorno, esto es, su capacidad para proporcionar bienestar y posibilidades de desarrollo tanto cultural como social y económico.

Datos que reflejan la vida en las bibliotecas

Este estudio ofrece, por una parte, datos estadísticos que trazan un retrato cuantitativo de la realidad bibliotecaria foral. Estos datos sitúan a Navarra entre las primeras CC.AA. no solo por sus dotaciones bibliotecarias sino, sobre todo, por los índices de uso, la proporción de habitantes que acude a ellas, las visitas que atienden o los préstamos que se realizan.

Las cifras aportadas generan asombro: 287.000 usuarios inscritos, 4,3 millones de visitas  (casi unas 13.000 visitas diarias), 1,2 millones de préstamos, 9,3 millones de recursos electrónicos descargados, 17,7 millones de euros de gasto, un valor anual de 61,7 millones de euros. El informe del Estudio de Impacto Socioeconómico contextualiza estas cifras, de forma que el lector pasará del asombro a la comprensión de la realidad compleja a la que aluden los datos. 

Hay cifras que, por su escala humana y su capacidad sintetizadora, resultan aún más elocuentes. El índice de retorno económico (índice ROI) expresa los beneficios económicos que genera el sistema de bibliotecas en relación a sus gastos. El ROI obtenido en este estudio indica que por cada 1 € invertido al año en las bibliotecas de Navarra, estas retornan a la sociedad entre 3,49 € y 4,66 € a través de sus servicios.

Conocer estos datos y otros muchos nos permite ver qué son, qué generan y cómo se perciben los servicios bibliotecarios, y nos da pistas sobre el mundo que habitamos, un mundo en el que, por ejemplo, las mujeres suponen el 58,9% de los usuarios de las bibliotecas. Quizá por eso biblioteca sea un sustantivo femenino...

Voces que reflejan la vida en las bibliotecas

...un sustantivo que se llena de matices cuando los ciudadanos la describen con adjetivos y adverbios: "necesaria, democratizadora, fundamental, indispensable, útil, excelente".

Este estudio recoge las voces de más de 5.200 personas residentes en Navarra que han manifestado mediante encuestas (telefónicas y electrónicas) su percepción de las bibliotecas. La biblioteca es un servicio orientado a todos los ciudadanos (al soñador y al práctico, al estudiante y al lector, al investigador y al apasionado del punto de cruz, a aquellos, a esos y a estos) y, por ello, es el ciudadano el que mejor conoce el valor que tienen las bibliotecas.

"No puedo imaginarme mi día a día sin ellas", dice un usuario de biblioteca pública.
"La biblioteca es imprescindible para la calidad de la enseñanza e investigación, tanto para los alumnos, como para los profesores y los investigadores", comenta un usuario de biblioteca universitaria.
"En mi caso es imprescindible para la actualización de conocimientos para mi ejercicio profesional asistencial (Sanidad) y para proyectos profesionales no asistenciales", asegura un usuario de biblioteca especializada.

Las voces de los ciudadanos dicen que la biblioteca es un elemento fundamental para la educación, para el ocio, para la investigación, el acceso a Internet, el estudio, la formación permanente y, por supuesto, para la lectura, esa lectura que nos constituye como individuos además de incluirnos en una cultura común y compartida.

Las voces de los ciudadanos dicen que es cierto que se cumplen las múltiples funciones culturales y sociales sin las que la biblioteca perdería sentido. En estos tiempos en los que las desigualdades amenazan con provocar un naufragio planetario, los ciudadanos destacan que las bibliotecas garantizan la igualdad de oportunidades en el acceso a la información y el conocimiento. ¿No es este el gran reto?

El impacto no ha hecho más que empezar

En la página www.elvalordelasbibliotecas.es el interesado encontrará explicaciones metodológicas, estimaciones y cálculos rigurosos, datos parciales y de conjunto y conclusiones de indudable interés. Así, profundizará en el conocimiento del ecosistema bibliotecario navarro y en el inestimable impacto que este tiene en la sociedad; conocerá los beneficios que  perciben los usuarios, la valoración que hacen los ciudadanos (sean usuarios o no), el valor en términos económicos y el retorno que sus servicios aportan a la economía navarra.
El Estudio de Impacto Socioeconómico de las Bibliotecas en la Comunidad Foral de Navarra, en cuya elaboración han participado instituciones públicas y privadas, bibliotecas, empresas y profesionales, no termina su andadura con la publicación de sus resultados. El estudio comienza ahora una nueva etapa en la que será leído, analizado y aplicado. Hoy, ya publicado, se convierte en una herramienta multiusos con variados "para":

·        para repensar qué son las bibliotecas y hacia dónde deben dirigirse en el siglo XXI;
·        para dar a conocer la envergadura de las bibliotecas entre los distintos actores culturales, políticos, sociales y económicos;
·        para que el valor de las bibliotecas (ahora sí probadamente incuestionable) se conozca y se incremente;
·        para favorecer la inversión en unas instituciones que convierten cada euro en una moneda más valiosa;
·        para tomar nota de los puntos débiles y actuar en consecuencia;
·        y, sobre todo, para que todos los actores implicados trabajen más y mejor a favor de las bibliotecas, con el mapa actualizado y una brújula fiable.

Para abordar el complejo mundo de las bibliotecas necesitamos todos los lenguajes: las metáforas y los datos. El índice ROI propone el dato: "por cada 1 € invertido al año en las bibliotecas de Navarra, estas retornan a la sociedad entre 3,49 € y 4,66 €". Un ciudadano encuestado nos regala la metáfora:"la biblioteca es como el aire, está y respiras". En la página www.elvalordelasbibliotecas.es tienes la oportunidad de conocer esta realidad bilingüe.

Beatriz Cantero

No hay comentarios:

Publicar un comentario